“Madurez Infantil”, Zoto

Exposición individual del 11 al 25 de enero de 2018

“Madurez Infantil” es un estado de inicio, permanencia y final de obra que es nuestra propia vida.
Aún a mis 45 años me encuentro haciendo equilibrio entre la niña y la adulta, mi inocencia y mis habilidades sociales aprendidas, la insensatez y la tonta grave que todos llevamos dentro.
Como en todas mis exposiciones anteriores busco que los objetos hablen por sí solos, me gustaría apartarme, hacer desaparecer mi señas personales.
Por el contrario me veo tapando la obra con mi particular biografía.
Quiero transformarme en un sujeto encontrado que recoge objetos encontrados.
No sufrir del síndrome de Diógenes, gozarlo y adorar el mundo de las cosas (el cosismo) desprendiéndome de ellas.
Alejarme del síndrome para acercarme a la filosofía de Diógenes el Cínico.
Cansada de ser yo misma, propongo un homenaje a la singularidad de cada individuo, a la evidente originalidad del ser en cada identidad, creadores por el hecho de vivir, que moldeamos traumas y goces nadando con estilos diversos en el océano de la alteridad.

+ de PatiZoto

Compra on-line

Imágenes de la Inauguración, Fotografías de Laura Martínez Lombardía

Autopoiesis

Ser insaciable duerme horas y horas si ningún despertador le ponga límites come sin deglutir sin paladear come por necesidad de introducir un algo en su boca bebe y mastica botellas a deshoras y es una mujer según antiguas definiciones de género normal tipo que anda sobre sus dos extremidades combinando los paisajes los discursos sincronizando un brazo con un pie y el otro con el otro sin salir de su identidad cuidando que la alteridad no se confunda con sus facetas más diversas como un avión low cost que hace muchos vuelos y cambia de ruta de puertos e idiomas así ella anda con elegidos peinados mirándose una y otra vez al espejo de ida y vuelta con muecas pensadas ensayadas y aprobadas por el público siendo ella testigo y personaje de su soledad reflejo y figura requerida todos los días menos cuando duerme que ella no decide nada y que su inconsciente desarrolla la película incluye actores y propone situaciones y se explaya en el desierto de una mostra onírica que
nadie paga por ver solo en esas tantas horas ella descansa de quien eligió ser y se toma un recreo fuera de la escuela que es algo así como definir un descanso y perder el tiempo del descanso definiéndolo porque el tiempo no tiene influencias no tiene gente conocida a la que le haga favores el tiempo deviene el solito aunque no hayan relojes que lo marquen y ella lo tiene claro y parece tranquila o ya advertida y se dedica obediente a aglutinar experiencias para ser ella y el ello y el yo junto al nosotros al mismo tiempo sin salirse de la línea trazada sin moverse del discurso suyo y morir un día y que una fotografía la recuerde como la que fue con todas las versiones de los seres que se cruzó y dormir al fin todas la horas que se le vengan en gana en el espacio expansivo sin ruidos y a oscuras acurrucada del todo sin molestar a nadie ni a ella misma un puntito y menos aún de algo perdido en el magma humano un no ser sin peso ni cualidades que flota ingrávido sin tener nada que hacer ni que decir

Zoto entre 1972 y 2017

Publicado en Exposiciones